Blog

¿Qué es el método Just in Time?

Las empresas cuentan con numerosos métodos para controlar la fabricación de sus productos, su traslado y el manejo de las existencias. Esto con el fin de prestar un servicio de alta calidad y eliminar cualquier posible retraso.

Pensando en ello, surge el método Just in Time, el cual propone la realización de la producción en base a la demanda del modelo, color y otras características del producto.

Más que un método de control de existencias, Just in Time puede considerarse como una verdadera filosofía en lo que respecta a la gestión de la administración, de calidad, de la organización, de las disposiciones físicas y hasta de la gestión de recursos humanos.

Por lo tanto, las compañías coordinan e invierten el orden de la producción a partir de la demanda, de modo que puedan fabricar la cantidad de productos necesarios en un momento dado.

Just in Time

Just in Time es un sistema cuyo objetivo es producir la cantidad exacta de un producto. Esto tomando en cuenta la demanda de dicho artículo, lo que permite entregar un servicio óptimo y al momento oportuno, sin la necesidad de crear existencias.

El método Just in Time posee un gran impacto en la cadena de producción, pues al asignar solo la cantidad necesaria de materia prima para la fabricación de un producto en específico; evita el desperdicio, costos adicionales y existencias innecesarias.

En general, se trata de un modelo de producción que proporciona respuestas rápidas al sistema, a la misma vez que disminuye el tiempo de producción en el proceso. Lo cual, se debe al bajo mantenimiento de los niveles de existencias de los productos, que pueden cambiarse sin el riesgo de presentar grandes cantidades de artículos obsoletos.

Significado de Just in Time

Al español, la expresión “Just in Time” tiene como significado “Justo a tiempo”, haciendo alusión a que los productos o servicios deben ser producidos únicamente en el momento en que se solicitan.

Es otras palabras, Just in Time significa producir en el momento exacto en que se necesita el artículo. Es decir, ni antes del momento para que no se produzcan existencias ni después para que los clientes esperen por el producto terminado.

¿Cómo surgió Just in Time?

Just in Time se hizo popular durante la segunda mitad del siglo XX y este reconocimiento se debe al fabricante de automóviles japonés Toyota, pionero en la aplicación de este enfoque. En conjunto con el sistema de control de los kabanes, Just in Time se convirtió en uno de los fundamentos más importantes para el modelo de producción, el cual se llegó a conocer como toyotismo.

Después de la crisis de 1929, que desmanteló la falta de eficiencia del método fordista, Toyota vio la necesidad de crear un sistema que no dejara las existencias llenas de coches. 

De hecho, esto se debió también a la diferencia de tamaño entre los países, pues el territorio de los EE.UU. -donde se inició el modelo Fordista- es mucho más grande que la cuna del sistema toyotista, Japón.

Los orígenes de Just in Time inician desde la Segunda Guerra Mundial, donde la compañía japonesa había comenzado a fabricar algunos coches de unos pocos modelos diferentes. Como resultado, tuvo que trabajar con flexibilidad para fabricar lotes más pequeños con la misma calidad que las grandes compañías americanas.

Así pues, surgió la idea de producir sólo lo que el mercado demandaba, que luego fue acuñado por otros fabricantes de coches. Luego, en los años 70, los automóviles fabricados en Japón se volvieron muy competitivos, llegando al nivel de los vehículos fabricados por grandes empresas de autos.

De esta manera, Just in Time se convirtió en algo más que una manera de gestionar la producción, siendo una filosofía que abarcaba un conjunto de gestiones: Organización, recursos humanos, calidad, administración de materiales y trabajo.

En otras palabras, una filosofía cuyo objetivo era realizar una producción basada en la exigencia y demanda del mercado; produciendo únicamente lo que es necesario, en el momento justo y en la cantidad necesaria.

En la actualidad, el uso de Just in Time no está restringido únicamente al sector automovilístico, sino que se ha extendido para todo tipo de compañías. Entre las empresas que han adoptado este sistema, se encuentra la multinacional de cosméticos Avon.

Objetivos de Just in Time

La idea principal de este método es asignar la materia prima en la cantidad y tiempo necesario, estando estrechamente relacionado con la producción por demanda. 

En otras palabras, es a patir de las ventas que inicia todo el porceso de producción.

Asimismo, Just in Time posee otros objetivos, entre ellos:

  • Todas las inversiones y esfuerzos del método buscan reducir al máximo las pérdidas y el desperdicio, factores muy comunes en las empresas.
  • Se enfoca en la mejora continua de los procesos mediante la creación de políticas modernas y la estanderización de los mismos. Esto con el fin de sastifacer las demandas de los clientes, reducir las existencias y entregar los productos a tiempo
  • Entregar los productos o servicios en el momento adecuado y para su uso inmediato. De modo que las mejoras sean continuas, se reduzcan las existencias y se mantenga la continuidad del proceso, siendo aún más efectivo
  • Requiere que el gerente tenga un conocimiento general de cuál es el lugar, momento adecuado y la cantidad suficiente de artículos a vender. Precisamente, es esta idea la que hace que la empresa sea capaz de producir lo necesario para satisfacer su demanda, asegurando la calidad del producto final.
  • La perfección del proceso de producción es sumamente necesario, pues hace que la compañía sea más competitiva en el mercado.
  • Es necesario que la compañía tome en cuenta los procesos que deberían ser optimizados, esto en base a los conocimientos sobre el cliente y la magnitud de su demanda. Esto con el fin de adoptar el compromiso de garantizar la calidad de los productos y la mejora continua.

Conceptos de Just in Time

Como se ha mencionado anteriormente, Just in Time es una filosofía de producción, por lo que su objetivo principal es producir en el momento ideal y en la cantidad correcta.

Sin embargo, es la solicitud del producto lo que impulsa todo este proceso de producción. Por lo tanto, esta demanda puede venir de dos maneras:

Externa

En este caso, la demanda proviene del cliente, dirigiendo así la gestión de las actividades que tienen lugar en la compañía.

Por ejemplo, si una fábrica de telas vende pantalones a una tienda de ropa en particular, existe cierta periodicidad en que dicho cliente pide más pantalones.

Si la ropa pedida no está lista a tiempo, la tienda puede preferir comprar en otra compañía.

Es por ello que  la producción debe estar sincronizada con las demandas internas y externas Así, todos los servicios y procesos están disponibles cuando se necesitan por los clientes.

Interna

Se trata de la demanda que tiene lugar desde dentro de la compañía. Es decir, el producto que tiene lugar en un proceso en específico está siendo solicitado por los mismos empleados para continuar con el siguiente proceso.

Por ejemplo, en una fábrica de ropa, el primer procedimiento que tiene lugar en ella, es el proceso de cortar la tela y luego el de coser los botones.  Por lo tanto, un sector complementa al otro, indicando que las telas deben estar listas de manera sincronizada con el otro sector de botones.

¿Cómo funciona Just in Time?

Siguiendo la filosofía de Just in Time, es la demanda la que impulsa la producción. Por lo tanto, la compañía busca crear un flujo que permita satisfacer la cantidad de productos requeridos sin sobren o falten artículos.

Para que esto ocurra, es necesario poseer un conocimiento preciso del mercado de consumo y una perfecta coordinación con los proveedores, siendo necesario establecer relaciones fiables y estrechas. Los proveedores deben ser capaces no sólo de cumplir y acatar los plazos, sino también mantener y garantizar a la clientela la calidad de los productos o servicios entregados.

En el caso de que surgiese algún fallo en la logística, la producción puede ser detenida.

Así pues, Just in Time requiere estrictamente de una perfecta definición de las cantidades de artículos a producir, para evitar cualquier inconveniente, por ejemplo:

  • Si se subestima la demanda requerida, la falta de productos causará la pérdida de oportunidades de venta, afectando los ingresos.
  • Si se sobreestima la demanda, las existencias continuarán existiendo.

Gracias a estas características, el método Just in Time suele ser el más adecuado para aquellos sectores que cuentan con una demanda de consumidores estable o que pueden predecir de manera fiable las variaciones de los pedidos causadas por las temporadas.

¿Qué ventajas ofrece Just in Time?

Entre los beneficios que este método puede ofrecer a las empresas se encuentra:

Reducción de costos

Otro beneficio sumamente importante de esta técnica es la reducción de las existencias, pues no es necesario asegurar empleados o espacios para manejar este hecho.

Just in Time promueve la reducción significativa tanto del costo final de los productos -pues los gastos en maquinaria, mano de obra y utensilios son menores- como del tiempo de producción.

Agilidad del proceso

La principal ventaja de aplicar  este sistema es la agilidad del proceso, lo que implica  toda la cadena de producción en los resultados.

El proveedor hace entrega de las materias primas en mínimas cantidades, pues como el flujo continuo de la entrega, el proceso de producción es mucho más rápido, lo cual requiere de agilidad en la entrega del producto final. Como resultado, el espacio de almacenamiento es optimizado.

Ritmo de producción continua

Anteriormente, cuando un aparato se detenía por fallas, todas las etapas del proceso de producción subsiguientes debían detenerse hasta solucionar el problema. Ahora, con el método Just in Time, los inventarios precisos generan independencia entre las etapas del proceso, manteniendo el ritmo de la producción del artículo.

Mayor competitividad de la empresa

Con Just in Time, las empresas pueden organizar desde 0 el entorno de producción en base a los requerimientos del mercado y así buscar eliminar cualquier rastro de desperdicio, siendo esta la base del control de inventario. Así pues, se mejora la capacidad de competitividad de la empresa, ofreciendo productos de alta calidad, en el tiempo estipulado y sin pérdidas.

Mayor autoridad de los empleados

Para que la mecánica aplicada al control de existencias tenga éxito, es función del gerente asumir el papel de brindar capacitación a todo el equipo de empleados involucrados en el proceso de producción, de modo que todos puedan dominar los procedimientos que tienen lugar en la empresa. 

Por ello, es sumamente importante que el gerente esté comprometido con su gestión, permitiendo que el control de calidad sea siempre el mismo.

De esta manera, los empleados ganan mayor autoridad, pues en Just in Time la calidad es esencial, donde cada profesional tiene la autoridad y posibilidad de detener cualquier proceso en el caso de identificar o considerar la existencia de un problema, para comunicarse con el resto de la empresa y resolver el fallo. Lo cual, crea un ambiente impensable y flexible.

Una producción más precisa

Como los productos se fabrican únicamente según la demanda, dentro de la industria no existe desperdicio alguno. Especialmente en los artículos que se deterioran con rapidez, pues el método Just in Time propone la eliminación de los residuos.

Importancia de Just in Time

Como se ha visto con anterioridad, los beneficios de usar este método de gestión son numerosos, pero entre los factores que más llaman la atención en lo que respecta a Just in Time se encuentra la manera en que contribuye a aumentar la competitividad de las compañías.

El método busca reducir los costos de lo que sólo es necesario, por lo que se proclama como la opción perfecta para millones de empresas donde la planificación y búsqueda de mejora continua dentro de los procesos de producción es esencial. Just in Time contribuye a la reducción considerable del tiempo de producción y a la reducción de desechos.

De igual manera, la calidad es mayor en las empresas que acuñan este sistema, pues previene los defectos y el retrabajo durante todo el procedimiento. Se trata de una filosofía que halla las causas de los problemas y aporta soluciones para que no se repitan durante el proceso de producción.

Just in time ofrece un beneficio significativo a los trabajadores de cualquier empresa y es la capacitación para realizar su trabajo de la mejor manera posible, tomando en cuenta siempre la calidad del producto que entregan. Por ejemplo, si se fabrica un lote completo con algún defecto, el menor tamaño del lote también reduce la cantidad de productos que posiblemente se verán afectados por este fallo.

Finalmente, se encuentra la flexibilidad. Este método permite que la flexibilidad de respuestas por parte de la empresa sea mucho más mayor, lo cual se debe a la reducción del tiempo durante los procesos, ayudando a que la compañía sea aún más productiva.

¿Just in Time o Just in Case?

Existe un método totalmente opuesto a los mecanismos que ofrece JIT y se conoce como Just in Case.

Se trata de una técnica que tiene como premisa “mejor permanecer que carecer”, siendo ampliamente usada por empresas alrededor del mundo que no cuentan con datos sobre su control de ventas e historial, por lo que no presentan un pronóstico exacto de la demanda con la que cuentan sus productos.

No obstante, es sumamente importante la existencia de esta proyección, para que el gestor evite que los productos queden obsoletos o deban ser descartados por alguna razón tanto externa como interna, como la expiración de la validez, por ejemplo. Lo cual, a su vez, suele resultar en pérdidas.  

De hecho, la idea principal de esta técnica es asegurar que el nivel de existencias sea siempre alto, para que la compañía pueda garantizar que todos los pedidos se cumplan a tiempo. Sin duda, un procedimiento completamente opuesto a los beneficios que ofrece Just in Time.

¿Cómo elegir lo mejor para su empresa?

Se trata de una elección sumamente delicada para cualquier compañía, por lo que es necesario que el gerente realice un análisis tanto de la vida diaria como de las necesidades de la empresa. Además, mantener una buena relación con los proveedores es fundamental.

Asimismo, es necesario realizar un estudio específico de los productos y servicios disponibles, que revelarán si están bien posicionados en el mercado o no. También, ayudará realizar un estimado en lo que respecta al ciclo de ventas y la demanda.

Una vez realizados los análisis propuestos, será posible definir qué método es el más adecuado para satisfacer las necesidades de la industria, sin tener que preocuparse por pérdidas en material 

En el momento en que una compañía logra reducir los problemas que antes afectaban de manera indirecta sus procesos de producción y las existencias, puede aumentar su posición y mejorar su prestigio en el mercado. Por ello, Just in Time es lo que las empresas utilizan en la actualidad para lograr mejorar todos sus procesos de fabricación, optimizar la calidad de los productos y evitar posibles pérdidas.

Pregúntanos sin compromiso

Artículos relacionados

MRP I y MRP II: ¿Qué son y en qué se diferencian?

MRP I y MRP II: ¿Qué son y en qué se diferencian?

en Blog

El MRP I y MRP II son instrumentos y metodologías que permiten el control impecable de los gastos, la calidad de los productos o servicios y de los procesos.

Leer más ...
Plan maestro de producción: Función, objetivos y ventajas

Plan maestro de producción: Función, objetivos y ventajas

en Blog

El Plan Maestro de Producción (PMP) es un documento que enumera todo lo que se producirá por la empresa, ya sea la cantidad de productos y cuándo se producirán

Leer más ...
Aner presentó en la Librecon 2016 el caso de éxito de la implantación de Onyx PLC en Larzep

Aner presentó en la Librecon 2016 el caso de éxito de la implantación de Onyx PLC en Larzep

El 22 y 23 de Noviembre se celebró la Librecon 2016 en Bilbao. El objetivo del evento era aportar soluciones TICs Open Source a los nuevos retos de la Industria 4.0 y el Sector Financiero.

Leer más ...
Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.